dom. Nov 17th, 2019

Uso de tecnología 4D trae mejores resultados para tratamientos en cáncer de mama

El cáncer es la segunda causa de muerte en el mundo; en 2015, ocasionó 8,8 millones de defunciones, de estas 571.000 fueron por enfermedad mamaria, según la Organización Mundial de la Salud. En Costa Rica 317 mujeres murieron por cáncer de mama en ese mismo año.

El consumo de tabaco y del alcohol, una mala alimentación y la inactividad física son los principales factores que impulsan el padecimiento de cáncer en el mundo, sumado al envejecimiento. No obstante, entre el 30 y el 50% de los cánceres se puede evitar reduciendo estos factores de riesgo, detectando a tiempo la enfermedad y tratándolo adecuadamente.

Expertos del Centro Médico de Radioterapia Siglo XXI implementan una nueva tecnología en 4ta. dimensión para el tratamiento de las pacientes con cáncer de mama. De acuerdo con el Oncólogo Radioterápico Rolando Loría, la radioterapia 4D es una técnica en la que se tiene en cuenta el movimiento del tumor, no solo durante el tratamiento sino también durante la planificación. Para ello, no solo toman imágenes previo a recibir la dosis de radiación, sino que se obtienen varias imágenes de la zona del tratamiento en las distintas posiciones, siempre considerando la respiración del paciente.

“Tenemos mucha experiencia en la aplicación de tratamientos con la ayuda de tecnología de alta precisión, las mujeres reciben altas dosis de tratamiento de forma milimétricamente precisa, disminuyendo la posibilidad de afectar el tejido sano y a la vez percibiendo menos efectos secundarios y una mejor preservación del tejido, así como una mayor optimización del tiempo de tratamiento de la paciente¨, explicó.

Los especialistas advierten que las pacientes con diabetes, obesidad, tomadoras de licor o fumadoras, son más propensas a padecer cáncer de mama, no obstante, todas las mujeres de 35 años en adelante deben revisar sus mamas y estar alertas a las deformidades, abultamientos o hundimientos, así como a la aparición de heridas, erosiones o engrosamiento de la piel en la mama, la aréola o el pezón, detectar nódulos o reportar alguna sensación espontánea del pezón.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.