dom. Dic 8th, 2019

Chillax: una marca con el apellido Valverde

*Fotografías cortesía de Amanda Camacho

Hace cinco años los hermanos Diego y David Valverde realizaron un viaje por Europa y la India; después de un tiempo empezaron a tener la necesidad de generar dinero para poder continuar la travesía, por lo que decidieron seguir sus instintos y explotar el talento musical heredado de su padre, el reconocido músico infantil Maromero, quien les cantaba a ambos con su guitarra desde que estaban en el vientre de su madre.

“Tuvimos la iniciativa y la necesidad de tocar música en las calles, estaciones, hosteles y bares, para generar dinero y seguir viajando y sentimos una conexión mutua en la música y que las personas disfrutaban de lo que escuchaban, por eso cuando regresamos a Costa Rica decidimos crear nuestro propio grupo musical”, explicó David.

Fue así como nació Chillax, cuyo nombre es una mezcla de dos palabras: chill y relax, lo que describen la esencia y estilo de estos dos hermanos, quienes se toman la vida de una manera muy positiva y no se dejan intimidar ante los retos.

Su inspiración surge de situaciones cotidianas como la vida, el amor, desamor, despecho, problemas y naturaleza, componiendo piezas propias bajo un estilo de pop-folk acústico con mucha influencia del roots. Además, con su creatividad le impregnan su sello propio a distintos covers en inglés y en español.

La guitarra electroacústica, el ukulele, las armónicas, el cajón peruano, el djembe, la percusión menor (shakers, lluvia) y las dos voces, son los principales instrumentos que dan vida a la música de Chillax.

“Nuestra motivación es la vida, poder aprovecharla al máximo disfrutando del presente. Vimos la oportunidad de emprender y hacer lo que más nos apasiona,  que es trabajar de la música, así que decidimos romper con mitos y arriesgarnos a vivir de esto que tanto nos gusta”, afirmó Diego.

Un camino de éxitos

El crecimiento que el grupo ha tenido con el paso del tiempo ha sido destacable, pues rápidamente pasaron de tocar en actividades de familiares y amigos a llevar su música hasta reconocidos hoteles de playa, distintos escenarios en la ciudad, bodas e incluso eventos corporativos.

Actualmente están promocionando su canción más reciente “Living CR” en la cual participa Tapón, buscando enamorar nuevamente a las personas de la idiosincrasia costarricense. Los resultados han superado expectativas pues el tema se viralizó en las redes sociales y está cerca de alcanzar las 500 mil reproducciones del vídeo en Facebook.

Además, fueron los encargados de abrirle al grupo colombiano Alkilados un gran concierto en el que además estuvieron tocando reconocidos artistas internacionales como Fanny Lu y Nicky  Jam, el pasado 30 de setiembre en Parque Viva.

Para estos dos hermanos los límites no existen por lo que aseguran que vendrán más conciertos, nuevas canciones y próximamente lanzarán el primer disco de Chillax llamado Conexiones en el cual incluirán éxitos propios como “No quiero estar sin ti”, “Sin marcha atrás” y por supuesto, “Living CR”.

“Nuestro sueño es que Chillax sea un puente para que personas que quieran ayudar y hacer bien a la sociedad, puedan hacerlo por medio de movimientos sociales. Queremos ser un grupo consiente de servir y ayudar a las demás personas, que además de provocar muy buenas sensaciones en miles de corazones, provoque la iniciativa de ayudar a los demás.”, concluyó David.

Entre los planes para el futuro está el disco Conexiones con canciones propias de Chillax como Living Costa Rica, No quiero estar sin ti y Sin marcha atrás. Además de muchos conciertos y nuevos temas. Las próximas presentaciones serán el 20 de octubre en el Hard Rock Café y el 22 de octubre en El Sol Restaurante en Manuel Antonio.

Chillax apoya muchas obras sociales, por ejemplo son embajadores de Fundameco y ahora están colaborando con la Selección Nacional de Surf Adaptado.

 

 

Quiénes son

Diego nació el 18 de diciembre de 1989 y David el 1 de junio de 1992.

David es muy relajado, tranquilo, inspira mucha paz, es un gran amigo y se distingue por saber escuchar; es una persona muy racional y ordenada. Diego en cambio es muy alegre y afectivo, impulsivo, destaca por su creatividad y siempre por su actitud dispuesta a colaborar con los demás.

La familia Valverde es una familia entregada a los demás: “nosotros vinimos al mundo para servir ese es nuestro lema en nuestra casa. Somos una familia multifacética pero todos somos artistas de alguna manera, además nos gusta ser solidarios y abiertos para ayudar a los demás cuando lo necesiten”, expresó Diego.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.